Nokia lanza un renovado 3310: el poder de los dumbphones

La compañía finlandesa HMD y Nokia tiran de nostalgia y sacan a la venta este año un renovado 3310, el móvil indestructible.Con 22 horas de conversación y un mes de espera (algo impensable en un teléfono inteligente), 10 veces más que el original, con el juego de la Serpiente, una cámara de dos megapíxeles, una pantalla de 2,4 pulgadas y la melodía característica de Nokia, pero sin sistema operativo Android.

1366_2000

Los smartphones se han convertido en unos monstruos que han comenzado a devorarse a sí mismos en lo que respecta a su utilidad básica: ahorrarnos trabajo. No hace tanto nos maravillaba el simple hecho de poder responder a un email desde el taxi o más recientemente, poder hacer una videollamada a nuestra familia mientras estábamos de viaje. Pero como sucede en otros terrenos de la vida, los excesos nunca son buenos, y de un par de pitidos a la mañana hemos pasado a un constante bip de Twitter, WhatsApp, Snapchat y demás.

Vuelve el Nokia, y vuelven otros proyectos relacionados con un mercado, el de los móviles tontos, que se resiste a desaparecer. No tendrá un volumen masivo y será más de nicho, pero lo cierto es que cada vez será más frecuente que este tipo de equipos se adquieran como segundo móvil para fines de semana y vacaciones. Lo básico: estar localizado en caso de emergencia y poder hacer llamadas si es necesario. Más batería, precio irrisorio y resistentes a prácticamente todo: definitivamente, siempre habrá mercado para los dumbphones.

 

nokia-3310-design11366_2000-1captura-de-pantalla-2017-02-27-a-las-10-04-02

Vía El País.

Anuncios