Cervezas Mercator

Botellas y caja diseñadas por la joven diseñadora noruega Vibeke Illevold.

El nombre que da nombre a la cerveza proviene de un antiguo barco que fue construido en 1936, y que ahora es un museo flotante en Oostende, Bélgica. Todos los elementos marinos de las botellas y la caja han sido primeramente dibujados para conseguir esa sensación hecha a mano, y luego grabados. El logotipo también está dibujado a mano, y luego en relieve en la etiqueta.

Cada botella tiene su propio sello en la tapa y también grabado al agua fuerte en frente. Todos son diferentes, ya que están destinados a ser objetos de colección. El paquete para transportar las cervezas es simula una vieja caja de envío marino, con un agujero para ver su interior. ¡Salud!

Anuncios